Las TIC, ¿aliadas o enemigas de los docentes?

octubre 01, 2016 | Publicado por: Unknown


Los dispositivos móviles inundan cada día todas las parcelas de la realidad social, cada vez más abierta a nuevos actores. Pero ahora todos sus esfuerzos avanzan hacia la conquista de los jóvenes en las aulas. Distinto modo de percibir, de aprender y de comunicar; que hacen que centros, docentes, y padres se muestren a favor y en contra de la incorporación de un sistema que revoluciona la enseñanza tradicional, apostando por métodos 2.0.

La UNESCO defiende un uso apropiado de los móviles en las aulas en vez de prohibirlos, pues considera que se puede aprovechar el potencial y las posibilidades de las  tecnologías de la información y la comunicación. Pero, entonces, ¿el debate que está en el dispositivo o en los métodos?
Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) pueden ayudar a los docentes a realizar una labor más eficaz en diversos contextos. Por ello, hay que ser conscientes que la inexperiencia, a la vez que beneficios, también puede acarrear consecuencias. Este quizás es el principal justificante por el que muchos profesores recelan de la innovación.
Lo que no se puede cuestionar es que las mejores clases las han  impartido originales profesores. Y es que resulta difícil captar la atención de los más jóvenes hasta la hora de la campana; más aún que estén motivados y con ansias de entrar a clase.
Ya el aula debe abrir las puertas a la era digital y los docentes no pueden echar balones fuera. Los profesores son los pilares del sistema educativo y su participación es fundamental para la viabilidad de las TIC en el empeño pedagógico. En sus manos está tomar las riendas y mostrar de una manera más apetitosa sus contenidos, exprimiendo en el aula todo recurso y aplicación interactiva orientada al estudio 2.0.
Desde el Ministerio de Educación se ha habilitado El observatorio tecnológico; un espacio de colaboración para el profesorado; para facilitar la aplicación de las nuevas tecnologías a los distintos ámbitos de estudio.
Olvidémonos de las excusas, hay vida más allá de Facebook y Whatsapp; y un smartphone utilizado con las aplicaciones adecuadas, también puede ser:
  • Una agenda escolar (Google Calendar, Smartschool, P+Alumno, MIA...).
  • Un complemento ideal de estudio (Youtube, Frog Dissection, Brainpop, Google Reader, Freedly, etc).
  • Un diccionario (Como el diccionario de la RAE, Wordreference y Merriam Webster).
  • Un tablón de anuncios, donde anotar sugerencias y tareas (Evernote o Simplemind).
  • Un cuaderno interactivo, en el que anotar ideas y organizar mapas conceptuales (Mindomo, MindNode, Inspiration Maps, MindMash...).
  • Un magnifico autoevaluador, en el que poner a prueba los conocimientos aprehendidos (Por ejemplo: Socrative, Moodle, Khan Academy y Sat Pre Apps).
  • Un planificador de tareas, donde programar las horas de estudio que dedicar a un trabajo o examen (Trello, Timeboxing o Wunderlist).
  • Un baúl de conocimiento, donde almacenar los apuntes y hacer un trabajo en equipo con tus compañeros. Las más conocidas son Dropbox y Google Drive; pero hay otras como Box y Redbooth, etc ).
Internet ofrece una infinidad de aplicaciones móviles dispuestas a echar un cable a los docentes, y hacer que la organización personal y el estudio sean tareas más sencillas. El debate está servido: ¿estás a favor o en contra del uso de las TIC en las aulas?

También te puede interesar

0 comentarios

Colabora