Óscar Lara: “El teatro rompería con el bullying”

marzo 11, 2017 | Publicado por: Unknown

Ante las extensas jornadas laborales y la falta de tiempo, cada vez son más los padres que optan por inscribir a sus hijos en alguna de las muchas y beneficiosas actividades extraescolares. En principio, son los niños quienes deberían elegirlas según sus gustos, pero muchas veces es posible que no conozcan demasiado bien en qué consisten y por ello las acaban escogiendo los progenitores.


Esto puede conllevar que los niños acudan obligados y pasen horas realizando tareas que no son de su agrado, no obteniendo así provecho alguno de esas clases. “Si no se para a pensar en qué es lo quiere el niño, esa actividad extraescolar no va a funcionar”, opina el actor Óscar Lara Palacios. Es sin duda la motivación la que hace que te puedas beneficiar o no de una labor y por ello es tan relevante escuchar las opiniones de los pequeños y apoyarlos en sus decisiones. Tan significativas son las actividades extraescolares en la vida de un niño que pueden llegar a marcar su futuro, como le sucedió a Lara Palacios. “Empecé en el teatro en una extraescolar y me enganché”, reconoce el graduado en dirección escénica y arte dramático.


“Yo, que me he formado, creo que me he vuelto más sensible, más empático y más comprensible gracias al teatro, porque juega con eso”, declara el sevillano. Lo cierto es que es una de las actividades más idóneas, por beneficios como el refuerzo de la comprensión lectora, la mejora de la concentración y la atención de los niños, la transmisión de valores… “Creo incluso que debería ser una asignatura, preferiblemente obligatoria” y de este modo “el teatro rompería con el bullying”. Realmente, el teatro es una muy buena herramienta para trabajar la empatía en las aulas, así como el amor propio, de hecho, “a nivel personal te sientes más realizado y te sube un poco la autoestima porque tienes que subir a un escenario, tienes que sentirte importante”.


Pese a lo anterior, en la mayoría de las escuelas e institutos el teatro suele pasar desapercibido y es eclipsado por las actividades estrellas como el fútbol o el baile, que por supuesto también son ampliamente provechosas pero que parten con ventaja sobre las demás. Esto es algo que puede deberse a la falta de información por parte de las instituciones, que provoca que los niños tengan miedo a la palabra teatro al no ver en ella más que obras clásicas y largos escritos.  “Hay muchas maneras de acercarlo a los niños. Sevilla tiene una amplia gama de cosas para ver, pero muchas veces creo que los colegios no saben elegir”, señala Óscar Lara. Por ejemplo, ocasiones especiales como el día de Andalucía o el día del libro podrían ser aprovechadas por los colegios. De modo que los alumnos tendrían la oportunidad de conocer no solo el teatro sino las demás actividades que se pueden dar por la tarde. “El niño tiene primero que vivir cosas para luego querer hacerlas”, concluye el joven actor.


“A mis compañeros de La Imprevista les digo que recuperamos el niño que llevamos dentro cuando actuamos, dejando de lado los prejuicios por los que nos cerramos los adultos”, explica Lara Palacios. El teatro es mágico para todos, pero “en los niños está mucho más viva la llama, todo está a flor de piel” y por eso, sin lugar a dudas, merece la pena tratar de aproximarlo a los más pequeños.

También te puede interesar

0 comentarios

Colabora