Cristina Ortega: "Saber idiomas permite desarrollar habilidades en la expresión y en la agilidad mental"

febrero 18, 2017 | Publicado por: Paula Pérez Aranda


En un mundo cada vez más globalizado, dominar varios idiomas supone uno de los principales factores para hacerse un hueco en el mercado laboral. Esta idea está cada vez más presente en las cabezas de los padres y en las escuelas pero aprender otras lenguas no solo es una cuestión profesional.
Manejar con soltura más de un idioma ayuda a mejorar el léxico de los niños, abre las puertas a conocer otras culturas y hace posible la comprensión de información procedente de cualquier lugar del planeta.
Cristina Ortega, Diplomada en Turismo, Graduada en Lengua y Literatura Alemanas por la Universidad de Sevilla  y profesora de español desde hace dos años en Rhein Sieg Gymnasium, un centro situado en Sankt Augustin cerca de la ciudad alemana de Bonn, señala que saber idiomas "permite desarrollar habilidades en la expresión y en la agilidad mental, y evidentemente en la memoria, que hace que las personas se expresen naturalmente como en su lengua materna".
Conocer idiomas es además una fuente de crecimiento de la creatividad de los niños y una manera de incrementar la capacidad resolutiva ante los problemas. Es por ello que la mayoría de los expertos coinciden en que los pequeños deben exponerse lo antes posible, al menos, a un segundo idioma. El aprendizaje temprano es incluso beneficioso para asimilar mejor la lengua materna. Cristina Ortega, relaciona esta necesidad de iniciarse pronto en las lenguas con la etapa en que los niños empiezan a desarrollar los sentidos, íntimamente relacionados con las habilidades que abarca el aprendizaje de un idioma.  Asimismo, destaca que  "es fundamental comenzar desde los niveles educativos más bajos, porque se aprenden cosas casi al mismo ritmo que en la lengua materna, se ve como algo natural, como un juego".
Pese a que cada vez la población española parece más consciente de la importancia de hablar  inglés, alemán o francés nuestro país sigue estando a la cola de Europa en el número de adultos que hablan una lengua extranjera. Esto hace reparar directamente en la educación,  que todavía tiene en los idiomas una asignatura pendiente. En ese sentido, la filóloga considera que los problemas pueden radicar en la formación del profesorado pero también en el equipamiento de las aulas y en la imposibilidad actual de tener un número reducido de alumnos. Asimismo, en su experiencia como docente en Bonn, Cristina asegura que "tanto en la clase de inglés como en la de español, el profesor nunca habla en alemán, eso es algo que deberíamos aprender en España". Por otro lado, destaca el hábito de hacer debates en las clases de idiomas, algo que considera "muy positivo para la capacidad de respuesta".

Afortunadamente, el aprendizaje de las lenguas se ha visto favorecido por el auge de las nuevas tecnologías que ofrecen muchas más opciones para desarrollar las distintas competencias en clase y para despertar la curiosidad y el interés de los alumnos. En este sentido, la profesora afirma que se trata de algo beneficioso que ayuda a amenizar las clases haciéndolas más interactivas. En su caso, suele recurrir a vídeos de Youtube "porque dan la oportunidad de escuchar el idioma en el contexto real". Los diccionarios online, la web kahoot.it para elaborar cuestionarios y poder jugar desde el móvil e incluso la cuenta oficial de la RAE en la red social Twitter son herramientas a tener en cuenta en sus clases.
No obstante, y pese al sinfín de oportunidades que ofrecen las tecnologías, no todo puede aprenderse en el aula. En este tipo de formación es especialmente importante salir de ellas para perfeccionar lo estudiado. Como señala la profesora Ortega, "en clase aprendes el idioma perfecto, pero en realidad nadie habla tan claro como en los audios de los libros, o vocaliza tan bien como el profesor; en el país extranjero te encuentras con diferentes acentos, el idioma coloquial, las expresiones de los jóvenes... todo esto también es parte del idioma y no te lo enseñan en la escuela".

También te puede interesar

0 comentarios

Colabora